El tiempo de funcionamiento de una impresora siempre va unido a su mantenimiento y cuidado, lo recomendable es limpiarla periódicamente y mantenerla limpia, libre de suciedad y polvo tanto en su exterior como en su interior con un paño seco o ligeramente húmedo. Por ello lo mejor que podemos hacer es cuidar nuestra impresora y realizar un correcto mantenimiento, de esta forma nos aseguramos de que nos servirá durante muchos años.

  • Colocación. Es recomendable situarla cerca de una fuente de electricidad y con una ventilación adecuada. Conviene no poner cerca de generadores de calor o cualquier otro espacio con humedad que puedan dañar la impresora. En un Lugar donde no suponga problema para la impresión de documentos.

  •  Limpieza. Conservar la impresora apagada después de usarla y manténgala cubierta para que no coja polvo y así los residuos no puedan atascar el dispositivo. El polvo va ensuciando y provocando impresiones demasiado claras o con manchas  y por eso es recomendable limpiar el interior de la impresora regularmente. Por lo general las empresas que fabrican suelen también comercializar kits de mantenimiento.

  • Papel. Lo básico es utilizar papel de calidad, esto evitará impresiones de mala calidad. Es aconsejable no abanicar el papel antes de colocar en la impresora, sin sobrepasar el máximo de papel del cargador ya que puede ser perjudicial para la impresora. No se debe forzar la entrada o salida de papel estirando de él.

  • Consumibles. Siempre se debe contar con un consumible de repuesto a mano. Emplear consumibles reciclados con una buena opción, que puedes obtener un gran ahorro y además contribuirás a cuidar el medio ambiente. Opte por consumibles originales que obtendrá fiabilidad y calidad de tu impresora.

  • Manipulación. Lo principal es revisar el manual del fabricante y seguir los consejos del fabricante para conocer el modelo de mantenimiento que se propone hacer, es importante que podamos resolver los errores de la impresora sin dañarla. Te recomendamos que no toques la parte interior de la impresora y ni apliquemos ningún de tipo de limpieza, ya que puede suponer un problema a nuestra impresora. Siempre se debe llamar a un profesional para esta clase de limpiezas o mantenimiento de nuestras impresoras.

Impresoras de inyección de tinta

Lo que recomendamos para el cuidado de las impresoras, es usarlas semanalmente. Las impresoras de inyección de tinta emplean tinta de secado rápido, por lo que es esencial evitar el secado de los cartuchos, que causa atascos de los cabezales. Este tipo de impresoras se dañan más rápido por falta de uso que por utilizar frecuentemente.

Es importante mantener los cabezales limpios, si no está en funcionamiento habitual, por eso se debe imprimir cada semana tanto a color negro como a color. En la página web del fabricante se pueden encontrar detalles e información sobre cuidados de los cartuchos y cabezales.

Realizar la limpieza de los cabezales y los alineados habitualmente ayudan a un mejor funcionamiento de la impresora. Algunas impresoras suelen hacer las dos tareas ya sea desde el menú de la maquina o desde Windows. Es aconsejable que realices una limpieza manual de los cabezales, debes limpiarlos con una toalla ligeramente húmeda para limpiar y no usar líquidos de limpieza que puedan dañar los sistemas. Si después de todo esto seguimos teniendo problemas debemos de cambiar los Cartuchos para tener cabezales nuevos.

Comprar impresoras de tinta en rec-line.com

Impresoras láser

En estos modelos de impresora se debe realizar una limpieza una vez al mes o trimestralmente en caso de utilizarla poco, para mantenerla en  óptimas condiciones y prolongar su vida útil. Ante cualquier problema se debe acudir siempre al servicio técnico o a su proveedor de confianza.

La limpieza se debe realizar cada vez que se aprecie un deterioro en la calidad o se cambie el Cartucho de tinta.  Siempre se debe revisar el manual de la impresora antes de realizar ninguna operación para ver los pasos que debemos seguir. También podemos realizar la limpieza automática a través del software de la impresora. Es importante proteger la impresora del polvo con alguna funda cuando no la estemos utilizando, para evitar la acumulación del polvo en el interior.

Comprar impresoras láser en rec-line.com

Consejos para el cuidado de las impresoras láser
  • Revisar el manual de instrucciones de la impresora. Apaga la impresora y limpia el exterior con un trapo ligeramente humedecido, evitando que entre ningún líquido entre al interior.
  • Desconecta el equipo y limpia las bandejas de las hojas internas. Limpia la abertura del tóner con un trapo liso y limpie el polvo y tinta derramada.
  • Reemplaza el cartucho de tinta.

  • Repite los pasos de nuevo si los resultados no son satisfactorios y contacta con el servicio técnico en caso de que el problema persista.

Sea cual sea tu impresora y tu sistema de impresión, recuerda dedicar siempre un poco de tu tiempo para leer los consejos del manual de instrucciones que acompaña al equipo.

Categorías: Rec-line

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *