Lo que conocemos con franquicia es un modelo de negocios que lleva muchos años favoreciendo al comercio. Es un formato de comercialización en el que una persona jurídica o natural concede los derechos de comercialización de una marca por un tiempo determinado. La parte contraria paga una cantidad de dinero por la explotación de la marca.

Las partes que se conocen como franquiciante y franquiciado, llegan a acuerdos que involucran la transmisión de conocimientos y experiencias. Con ello, el franquiciado obtiene los saberes necesarios que permitirán el manejo uniforme de todas las operaciones de la franquicia.

Hay muchísimos ejemplos en todo el mundo, así que simularemos uno. Una persona tiene una venta de helados muy exitosa y de prestigio. Una segunda persona desea abrir una venta de helados con ese mismo nombre (marca). Firman un documento legal donde la primera se compromete a brindar los conocimientos y también los proveedores, mientras que la segunda se compromete a pagar una cantidad inicial y un porcentaje por las ventas.

Tipos de franquicias

En el mundo existen varios tipos de franquicias que trabajan ligeramente diferente. A continuación te hablaremos de estas:

Franquicia comercial

En este tipo de franquicia, el propietario de la marca proporciona al franquiciado lo necesario para le venta o prestación del servicio.

Franquicia industrial

En este, el propietario proporciona los derechos de fabricación, el cómo se hace, la marca y también los procedimientos de gestión.

Franquicia de producción

El propietario de la marca fabrica los productos y los franquiciados solo los venden de forma exclusiva.

Franquicia de distribución

El franquiciador vende los productos que fabrican sus franquiciados.

Franquicia de servicio

El franquiciado estará obligado por un contrato a prestar los servicios de la manera como lo exige el dueño de la marca.

Una oportunidad para PyMEs

El modelo de negocio de la franquicia fortalece a los más pequeños de la cadena comercial. No es algo reservado solo para grandes transnacionales, pues las PyMEs pueden llegar a franquiciar. Es una actividad que cada día se populariza mucho más en el mundo entero.

Gracias a la formación de franquicias, las empresas se encuentran en constante crecimiento sin la necesidad de invertir grandes cantidades de recursos. Además, si bien la estructura del negocio es centralizada el franquiciado tiene algo de autonomía. El franquiciante buscara mantener la uniformidad, por lo que se tiene que ceder un poco el control en ocasiones.

Ventajas de una franquicia

La principal ventaja que manejan los franquiciados es el renombre de la marca. No es necesario crear la popularidad de la marca, pues esta ya está consolidada. Los clientes ya conocen los productos que ofrecen y por ello la oportunidad éxito en el negocio aumenta vertiginosamente.

Por otra parte, la asesoría en el manejo del negocio es un activo muy importante. De esta forma se llegan a minimizar los riesgos devenidos del inicio de un negocio. El franquiciante debe asegurarse de proveer a su franquiciado los conocimientos necesarios para hacer que recupere su inversión y tenga rentabilidad.

Inconvenientes de las franquicias

Como cualquier actividad comercial, las franquicias presentan algunos inconvenientes que se tiene que tomar en cuenta. Si se comparan con otros modelos de negocio, estas resultan poco problemáticas. Sin embargo, se tienen que mencionar:

  • Hay que pagar un “Cannon de Entrada” para hacerse con los derechos de la marca
  • Nunca se tendrá un total control del negocio pues no se es dueño de la marca
  • El pago de regalías es obligatorio

La oportunidad de las franquicias

Si bien la mayor parte de las directrices de una franquicia vienen de administración central, no son modelos de negocio tan rígidos. Ofrece una extraordinario oportunidad para generar ingresos, empleos bien remunerados y condiciones de vida dignas para los involucrados.

Una franquicia de REC LINE

REC LINE es una de las empresas más prometedoras de España. Ofrece a sus clientes, mayoristas y minoristas equipos electrónicos y consumibles. Tienen una reputación ganada a fuerza de trabajo y unos ingresos extraordinarios en cada lugar donde vende.

Ten tu propio negocio

Desde REC LINE se te ofrece la oportunidad de emprender con una franquicia. Si tienes inquietudes y quieres comenzar tu propio negocio de consumibles Premium originales y nuevas tecnologías esta es tu oportunidad.

REC LINE te ofrece

  • Locales modernos, confortables y de ambiente diáfano para que tus clientes se sientan a gusto
  • Productos de calidad Premium y 100% certificados
  • Formación constante durante toda la vigencia del contrato que te garantice el éxito
  • Seguimiento y ayuda en caso de ser necesaria

Anímate a empezar un negocio con una marca ya consolidada. Asegura la rentabilidad que deseas vendiendo solo productos Premium con la mejor relación calidad-precio del mercado. No tienes que ser millonario para hacerte con los derechos e iniciar el mejor negocio de tu vida. REC LINE es la franquicia que pone a tu disposición un negocio flexible, fácilmente gestionable y capaz de generar ganancias cuantiosas.

Categorías: Rec-line

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *