Emprender es mucho más que lanzar un proyecto o abrir una tienda. Iniciar un negocio conlleva responsabilidad, esfuerzo y preparación; y a su vez posee riesgos y dificultades, pero estos elementos forman parte del camino que lleva al resultado final, sea bueno o malo.

Dicho esto, si deseas montar un negocio rentable, pero tienes poco capital, te decimos que si es posible. Dar pasos concretos permiten al emprendedor ir determinando posibilidades, conocer la competencia, a sus compradores y principalmente las ventajas y desventajas que tiene su emprendimiento.

7 consejos para invertir:

Edúcate: Ante todo infórmate. Es necesario conocer sobre finanzas, como operan y los instrumentos que ofrecen. Investiga el mercado a invertir, sus condiciones, beneficios y cuál es el tiempo ideal para que comience a dar resultados tangibles. Un inversionista informado toma decisiones adecuadas.

No te apresures: No deposites tu dinero en lo primero que te ofrezcan o te guste. Debes sentarte con calma a visualizar las posibilidades de ese negocio, tomando en cuenta la ubicación y las necesidades del cliente. En este punto, consulta a un especialista.

Credenciales: Importante evaluar la reputación del producto o servicio a adquirir. Investiga la mayor cantidad de información, su objetivo, visión y misión, junto a los valores que tienen trazados. Recuerda que las credenciales son la carta de presentación de una empresa.

Legalidad: Una vez decidido en qué se invertirá, se procede a legalizar el portafolio empresarial. Dependiendo del país, ciudad y sector económico, existen una serie de requisitos para registrar y formalizar un negocio. Tenlos al día y cumple con cada paso exigido.

Orden financiero: Primero, no unas las finanzas personales con las del negocio. Organiza el balance de tus activos (Genera dinero) y pasivos (Disminuye el dinero), en un presupuesto mensual. Con este método sabrás cual es el verdadero capital a invertir.

Diversifica la inversión: Es recomendable contar con diferentes productos o sectores financieros, y que varíe el tamaño de inversión y el nivel de riesgo. Al realizar esta acción evitas perdidas a grandes escalas por la inestabilidad de cierto mercado o la caída de un sector.

Responsabilidad: Mantener al día los pagos, ya sea al equipo de trabajo o a proveedores –en caso de existir- evitará problemas internos. Pagar los servicios que utilices debe estar como una prioridad. Ser responsable evita inconvenientes y generar mala reputación.

 

Las oportunidades siempre existen, todo es cuestión de saber informarnos. En la actualidad, la tecnología se ha vuelto pionera de los negocios, todo empresario o empresa tiene página web y redes sociales para vender. Los métodos de venta han cambiado y hoy más que nunca existen recursos para invertir sin grades números.

El mejor ejemplo para asegurar esto, es el dropshipping, una técnica de venta de productos, dónde un proveedor o dropshipper da a un minorista cierta cantidad de productos, para que él se encargue de realizar las ventas, sin poseerlos.

El dropshipping es una práctica que realizan con frecuencia los e-commerces por los beneficios que ofrece al minorista, brindando ganancias, sin gastar en el pago de almacén y al no poseer riesgos de pérdidas financieras el emprendedor puede ir probando diferentes productos y sectores a su conveniencia.

¿Cómo hacer Dropshipping?

Para realizar dropshipping de manera rentable se debe conocer el movimiento del comercio electrónico en general. Te permite ofrecer productos de proveedores, el cliente te paga directamente, luego con el dinero en mano solicitas el producto al sitio online del mayorista con todos los datos del cliente, ejemplo, la ubicación de domicilio. El proveedor confirma los datos y envía el pedido, para que el comprador reciba el paquete bajo la modalidad de entrega seleccionada, y pasas a obtener tu ganancia por la venta.

El mundo digital ofrece variedad en páginas web para iniciar en las ventas sin stock. Te recomendamos Rec Line, una tienda online que ofrece productos de tinta y consumibles como impresoras e iluminación led, con más de 15 años de experiencia en el sector. Esta franquicia ofrece baja inversión con alta rentabilidad, asesorando al minorista en la gestión de tiendas consumibles para cartuchos de tinta y toner.

Con 3 modelos de negocio, se adaptan a la necesidad financiera de la persona, estudian a cada cliente para realizarle un modelo de interés consumible. Ser un distribuidor de Rec Line ofrece mejora en los ingresos, calidad de productos y soluciones sostenibles. Si eres parte de la franquicia contarás con exclusividad de productos originales en tu zona de ubicación.

Ingresa a la página https://rec-line.com/Franquicias, únete al equipo e invierte ecológicamente en productos con tecnología Premium y de funcionamiento asegurado. En caso de fallo en un producto existen las garantías de devolución, asegurando los beneficios del consumidor. Inicia tu emprendimiento con un bajo nivel de competencia y clientes potenciales, convirtiéndote en motor de cambio para la sociedad.

El dinero está asegurado con estrategias correctas gracias a la selección de los productos ideales.

Categorías: Rec-line

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *